Menú Cerrar

¿Marca Personal o autobombo?

La marca personal o Personal Branding es la utilización del diseño de comunicación para posicionar a las personas y sus profesiones como marcas, es una oportunidad para mostrar quienes somos y qué es lo que podemos ofrecer.

A diferencia de lo que se hace con una empresa, el personal branding indaga en los aspectos particulares del individuo, en su personalidad, en sus capacidades y valores. Es una forma de posicionamiento individual que permite que las personas adecuadas encuentren al profesional adecuado para el trabajo adecuado. Esta herramienta también permite distinguir claramente las habilidades y cualidades específicas de cada profesional en comparación con sus homólogos. Es diferenciarse del resto de los colegas con aquello que ese profesional y solo él puede dar.

“Desarrollar una marca personal es un requerimiento para lograr liderazgo, no es autopromoción, es crear reputación.”

Descubrir nuestra marca personal requiere de un trabajo de introspección que implica tener en cuenta lo que otros están experimentando sobre nosotros vs lo que deseamos que otros experimenten sobre nosotros: identidad vs imagen ¿Cómo hacer coincidir estas dos variables y que no actúen de forma contradictoria? La autenticidad es la clave.

Cualquier intento por mostrarse distinto a lo que uno realmente es, tarde o temprano nos llevará a la destrucción de la reputación obtenida. Y volver de ahí en un mundo donde todo queda digitalmente documentado en la red, es una tarea casi imposible, ya el solo intento de limpiar nuestra imagen es un pecado mortal en si mismo.

“Como dato sirve saber que el 70% de los profesionales creen que han definido su marca personal y que el 50% cree que la están viviendo.”

Pero cuando “pelamos la cebolla”, nos damos cuenta de que nuestro enfoque se centró en la autopromoción en lugar de un compromiso de avanzar sirviendo a los demás con lo que realmente podemos aportar; de marca personal hay muy poco. Vivir la profesión y entregar lo mejor que tenemos nos hace ejercer la comunicación desde otro ángulo distinto al del autobombo publicitario.

Para poder “chequear” el estado de nuestra imagen personal y las acciones que la promueven, resulta fundamental contar con una mesa directiva. Dicho así suena exagerado, pero si decimos que esta mesa está compuesta por dos o tres personas de nuestra confianza entre los cuales encontremos familiares y amigos que no sean condescendientes y, si podemos pagarlo, un asesor de imagen… ya no suena tan loco.

“Aquí aplicamos la ley del 80/20: 80% comunicar quienes somos y que hacemos, 20% promocionarlo. ¡Y chequearlo!”

Hace falta planificación, reflexión, constancia y sinceridad para mostrar quienes somos y qué es lo que podemos ofrecer. Encarar el camino del desarrollo de nuestra marca personal o personal branding es un fascinante viaje que nos va a servir para descubrirnos y para darle al mundo lo mejor de nosotros mismos.


Recomendamos darle una mirada a este video.

algunos ejemplos de marca personal: José Luis Anzizar, Andrea Churba, Marcelo Sili.

Compartir
Publicado en Consultores, Consultoría en Diseño Estratégico, Líderes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido se encuentra protegido