José Luis Anzizar es un reconocido consultor en liderazgo que decidió transformar su comunicación a través de la actualización de la página web.

actualización de la página web

Uno de nuestros más importantes clientes, un día de enero, nos llama y decide que es tiempo de una actualización de la página web. Nosotros sabíamos, porque realizamos el diseño, que su página web actual tenía poco tiempo online. Era moderna, atractiva o como a él le gusta decir: sexy. Pero sin sentirse disconforme con la estética quería renovarla.

Mientras desarrollábamos su nuevo sitio notamos que existía un proceso de transformación interna de su negocio y nuestro cliente había elegido la etapa más tranquila del año para adaptar su site a este cambio.

Cuando un año atrás comenzamos con el desarrollo de la imagen institucional de este cliente, los objetivos comunicacionales estaban focalizados en uno de los servicios que ofrece como consultor en gestión de liderazgo. Actualmente, ya con un libro editado y nuevos objetivos de negocio, decidió corregir el rumbo.

La identidad digital es una parte importante dentro de la comunicación institucional de toda empresa, organización o individuo y existen razones propias, externas o tecnológicas para renovarla. En este caso, no existían razones tecnológicas porque su sitio web apenas tenía un año de vida. Tampoco veíamos motivos externos para un cambio de este tipo. Pero sí existía un motivo propio, que él mismo sintetizó en

“¡Luego de tener mi consultora durante un año, entendí qué es lo que quería decir en mi página y cómo hacerlo!”

Finalmente, la renovación de la web, en combinación con el tan necesario abrazo a las redes sociales, le permitieron mejorar su perfil empresarial y estar listo para enfrentar el futuro. Pero sobre todo fue la visión plasmada en el desarrollo de la imagen de marca lo que permitió hacer modificaciones suaves y sin sobresaltos. La identidad digital forma parte de la visión a largo plazo y de saber que en cualquier momento surgirán posibles modificaciones. En otras palabras: la clave está centrada en la flexibilidad del sistema de identidad institucional que permite las variaciones estratégicas necesarias en la comunicación del negocio.

En el caso de nuestro cliente, el haber estado atento a los cambios le permitió no caer en la urgencia de modificar su web como un reflejo espasmódico ante la coyuntura.